www.puertorealweb.es

Lunes 20 de noviembre de 2017

El "Ser Andaluz"

EL SER ANDALUZ: "CÁDIZ Y EL FINAL DE TARTESSOS"

"Desaparece casi de la misma forma y manera misteriosa en que apareció"

22 de noviembre de 2013

Nº Comentarios

Estos son dos de los grandes instantes o momentos en la historia de nuestro territorio andaluz. Ya hemos hablado anteriormente de la situación geográfica de Tartessos al sur de nuestra península, en la desembocadura del Guadalquivir, y sus riquezas minerales que determinaron la presencia de otros pueblos venidos por el Mar Mediterraneo.

De uno de ellos, los fenicios, proviene la fundación de Cádiz que se data en el año 1.100 a.C. Sobre la fundación de Gadeira he aquí lo que dicen recordar los gaditanos: “que cierto oráculo ordeno a los tirios fundar un establecimiento en las Columnas Herakleas; unos primeros expedicionarios partieron a la busqueda del lugar indicado, llegaron hasta el estrecho que hay junto a Calpe (gribaltar) y creyeron que los montes que forman el estrecho eran los confines de la tierra; suponiendo que allí estaban entonces las columnas de que habia hablado el oráculo echaron el ancla en cierto lugar de más acá de las columnas, alli donde se levanta la ciudad de los exitanos (Almuñercar). Mas como en este punto de la costa ofrecieron un sacrificio a los dioses y las victimas no fueron propicias, regresaron a su patria.

Tiempo después partieron de nuevo, atravesaron el estrecho y llegaron a una isla consagrada a Herakles, sita junto a Onuba (Huelva), ciudad de Iberia, a unos 1.500 estadios más allá del estrecho. Creyendo que alli estaban las columnas, sacrificaron de nuevo a los dioses, pero tampoco fueron propicias las señales y de nuevo se volvieron a su país.

En una tercera expedicion fundaron Gadeira, alzaron el estuario de Herakles en la parte oriental de la isla y la ciudad en la occidental”. Esta narracion es de Estrabón que la tomo de las Memorias de Posidonio, filisofo griego que residio en Cádiz en el siglo I antes de Cristo. Al parecer la configuración geográfica de Cádiz de entonces no coindice con la actual. Por una parte estaba el islote de Venus (San Sebastián de ahora) en donde siempre lucio el fuego que guio a los tartessios hasta la fundación de Cádiz. Esta que recibia el nombre de isla Kotinoussa se prolongaba hasta la punta de Heraklion, actual Sancti Petri, donde se fundo el templo de Herakles-Melkart.

La actual San Fernando era Erytheia una isla que recibió el nombre por la hija de Geryón y en ella estuvo su palacio. Los arrastres y la erosión del mar cambiaron su aspecto de entonces al actual. Suizas el gran maremoto que pudo ser el final del reino de Tartessos provoco también el cambio en la linea geográfica de entonces a la actual, más la lógica evolución de la linea marítima terrestre.

Un momento de creación de vital importancia en la historia de Andalucia, como el momento tan importante como la desaparición de aquel reino de Tartessos que según algunos venia citado en la Biblia en más de siete ocasiones. La historia no narra ningún hecho decisivo en que basar la decadencia del mismo. Desaparece casi de la misma forma y manera misteriosa en que apareció. Con todo, algo debió ocurrir entre los años 520 y 508 antes de Cristo para que el reino andaluz de Argantonio se sumiera en la oscuridad, sin apenas dejar huella.

Es cierto que los púnicos prohibieron a los griegos el comercio más allá de Mastia para evitar el contacto con nuestro mitológico reino y se descarta que se tratara de una revancha fenicia, con el apoyo de Cartago, ante la simpatía de Argantonio por los griegos, citándose también como posibles la destrucción de la capital desde el enclave fenicio de Cádiz y la intervención de los cartagineses.

La realidad es una constante a lo largo de la historia de Andalucía, un reino único y momentos de esplendor y de pronto la decadencia. Un reino unido de Tartessos como entidad política organizada, desaparece, y su herencia es recogida por un mosaico de pequeños estados (oretanos, turdetanos, cartagineses, que pasaron sin pena ni gloria por nuestra historia), gobernados por reyezuelos, cuyo radio de acción no superaba los limites de sus ciudades. Esta fragmentación facilita la presencia y extensión de Cartago en Andalucía que, en el año 237 a.C., va a reforzarse con la estancia de los generales Bárcidas.

Lo que podemos reconocer de Tartessos, y asi finalizamos definitivamente con este capítulo de nuestra historia, es que muchos siglos antes de los que hoy llamamos Andalucía estaba regida por una monarquía autónoma, en el sentido de que no estaba dominada por una pais colonizador. Su ámbito territorial se extendía aproximadamente al actual territorio andaluz en el que se alumbro la primera cultura de Occidente, siendo un pueblo cultural más que guerrero.

Su esplendor se dio mientras se mantuvo su unidad y su decadencia coincidió con la división del territorio y cuando a los grandes reyes, legendarios unos e históricos otros, suceden los reyezuelos. El enclave geográfico de este territorio facilito el acceso de otros pueblos a la riqueza minera de Tartessos con los que éste mantuvo relaciones comerciales y culturales y aquellos establecieron colonias y factorías en nuestro territorio. Algo que se repetir con frecuencia a los largo de nuestra historia. Como dijo Antonio Machado:

“Bueno es recordar, las palabras viejas, que han de volver a sonar.”

Bibliografía:

- “El Ser Andaluz”. Manuel Clavero Arévalo.

CONDICIONES DE PUBLICACIÓN DE LOS COMENTARIOS

PRW no se responsabiliza de las opiniones vertidas en los foros y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo, discriminatorio o difamatorio, o con contenido no vinculado con la noticia

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.