www.puertorealweb.es

Viernes 23 de agosto de 2019

El "Ser Andaluz"

EL SER ANDALUZ: "NUESTRO HIMNO JORNALERO"

Nueva entrega en este viaje por la historia de nuestra comunidad autónoma ofrecida por el Centro Andaluz "Patio del Pozo" de Puerto Real

7 de junio de 2013

Nº Comentarios

3

En esta entrega me gustaría hablar del actual himno de Andalucía oficial, pero habría que hablar de otros himnos que lo precedieron, porque Andalucía ha tenido a lo largo de su extensa historia muchos himnos que en su día nos representaron en menor o mayor medida. No había que esperar menos de nuestra historia plagada de civilizaciones tan diversas.

Pero en siguientes entregas hablaremos de esos “otros himnos” y nos centraremos en el actual, que no esta libre de controversia, como todo lo andaluz oficial que aquellos que no sienten y viven como andaluces quieren convertir en oficialista y vulgar. Por lo tanto hablaremos del Himno Oficial de Andalucía, en mayúsculas y que dado su origen como todos nuestros símbolos debemos de cantar muy alto y claro del que todos los andaluces deben sentirse muy orgullosos.

Son muchos los autores que datan la creación del himno andaluz a la Asamblea de Ronda de 1918, como el escudo y la bandera, como así se especifica en la placa del Casino de la ciudad Ronda. Pero la realidad es otra, en aquella Asamblea se habló de la necesidad de que Andalucía tuviera un himno, pero no se acordó oficialmente cual seria el adecuado para representar el espíritu del ideal andaluz.

Hay que señalar la importancia que un himno tiene, mencionando a Confucio: “los himnos sirven de estimulo, despiertan el sentimiento de la comunidad, excitan los pensamientos de amor a los semejantes y les enseñan a conocer el mundo”. Tarea ardua difícil la de buscar y confeccionar un himno, y una letra para el mismo. Pero Blas Infante lo consiguió.

En su marcada infancia en los campos de Archidona donde curso los estudios de Bachillerato en el colegio de los Escolapios, oía constantemente como a la hora de la siega los jornaleros andaluces cantaban antes de la faena el “Santo Dios”, que decía así:

“Santo Dios,
Santo Fuerte,
Santo inmortal.
Libranos, Señor,
De todo mal.

Los pecadores pedimos,
Al Señor continuamente.
Y por eso le decimos,
Santo Dios y Santo Fuerte.
Con dolor de nuestro pecho,
Le pedimos Señor,
Que seamos perdonamos,
Ante el tribunal de Dios”.

Dicho canto le marco en su infancia, como tantas cosas, como las penurias, el hambre, la incultura forzada por los señoritos importados andaluces que hacían de los jornaleros andaluces verdaderos esclavos en una España que miraba hacia otro lado y que incluso en plena II Republica fue incapaz de dar solución con la tan esperada y prometida Reforma Agraria.

El Santo Dios también era conocido como el Himno del Sol cuando en casi todos los campos andaluces se iniciaban las faenas y trabajos del duro campo entonando el trisagio “Santo Dios, Santo Fuerte y Santo Inmortal, líbranos señor de todo mal”. Este canto también servia para dar gracias a Nuestra Señora de la Soledad para darle gracias por la buena cosecha conseguida, después de la siega, o del molino, ofreciéndole a la Virgen una misa que se llamaba de “Las Espigas” a la que acudian todo el pueblo.

Aquí hay que mencionar la religiosidad tan exacerbada de los jornaleros andaluces, en su mayoría de procedencia morisca, de la que algún día hablaremos en estos artículos. Hablaremos algún día de la “Huella Morisca” que todos llevamos dentro.

El origen del Santo Dios es casi ancestral, su procedencia es de un antiguo y clásico tono de Lytiersy, convertido posteriormente en el indicado “Himno del Sol” para los romanos pobladores que se conservo durante el siglo XVIII con otras influencias populares, mozárabes y judías y que luego se convirtió en cantes de trilla.

Fue casi 15 años después de aquella asamblea en Ronda cuando Blas Infante elige este canto como música para el himno andaluz. La melodía fue armonizada e instrumentada por encargo del propio Infante al maestro José del Castillo, director de la Banda Municipal de Sevilla, que se realizo en el piano que aun se conserva en la Casa de la Alegría en Coria del Rio, hogar de Infante y declarada como Himno de Andalucia en 1933 por la Junta Liberalista, primer inicio de nuestra actual Junta de Andalucia.

La letra fue creada por Blas Infante en su integridad y refleja los ideales del pensamiento infantiniano, se enraíza fuertemente en el pueblo, apuntando hacia el progreso y convocando a la solidaridad de todos, mirando al futuro con esperanza y llevando impresa su deseo de paz en el marco de un nacionalismo tolerante y humanista.

“Nuestro himno andaluz es popular en su concepción, reivindicativo en su mensaje, solidario y universalista, llega hoy hasta nosotros, fresco, optimista y lleno de actualidad”, asi lo explica otro andaluz como José Andrés Vázquez, que por cierto fue le primero en hacer ondear la bandera andaluza en su tierra natal Aracena.

El estreno del himno de Infante se llevo a cabo dirigido por el propio maestro José del Castillo el 7 de julio de 1936 en la Plaza de San Lorenzo de Sevilla y repetido el 10 de julio en la Alameda de Hércules, pocos dias antes de que saltara por los aires los sueños de millones de españoles y andaluces con la “guerra incivil”.

De todos es sabido cual fue el destino de Blas Infante apenas un mes después de la presentación del himno de todos los andaluces, cuando fue asesinado en una cuneta del kilómetro 4 de la carretera de Sevilla a Carmona.

Debemos hacer mención a que el destino del maestro José del Castiilo estuvo repleto de negros nubarrones, inicialmente desposiedo de su cargo de director de la banda municipal y después perseguido y humillado, cuando en innumerables ocasiones sufrió penalidades y cuando continuamente se le gritaba “Rojo, toca ahora la Internacional”.

Aunque por todos es sabida la letra del himno de Andalucia, me veo en la obligación de exponerla en este artículo:

“La bandera blanca y verde
vuelve, tras siglos de guerra,
a decir paz y esperanza,
bajo el sol de nuestra tierra.

 ¡Andaluces, levantaos!
¡Pedid tierra y libertad!
¡Sea por Andalucía libre,
España y la Humanidad!

 Los andaluces queremos
volver a ser lo que fuimos
hombres de luz, que a los hombres,
alma de hombres les dimos.

 ¡Andaluces, levantaos!
¡Pedid tierra y libertad!
¡Sea por Andalucía libre,
España y la Humanidad!”

Para terminar debemos recordar que la destitución improcedente del maestro Castillo de su cargo por el régimen franquista contribuyó a la desaparición de la partitura original de la armonización del himno y que fue felizmente encontrada una copia de la misma partitura en el domicilio de la hija de Blas Infante, Luisa Infante, dentro de un libro de un líder catalanista en el que se hallaba inserto y que sirvio para conocer dicho himno y poder volverlo a interpretar tal y como se armonizó del canto popular jornalero morisco del Santo Dios.

Espero que este artículo hay servido para que los andaluces se sientan cada vez más orgullosos de sus símbolos y que seamos capaces de callar muchas voces con nuestro cantar humilde de una tierra de origen trabajador.

CONDICIONES DE PUBLICACIÓN DE LOS COMENTARIOS

PRW no se responsabiliza de las opiniones vertidas en los foros y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo, discriminatorio o difamatorio, o con contenido no vinculado con la noticia

3 Comentarios
  • EL SER ANDALUZ: "NUESTRO HIMNO JORNALERO" 7 de junio de 2013 22:02, por tiñoso

    Y porque no habla usted de nuestra historia, la de verdad, la de Puerto Real. Siga aleccionando politicamente

    Contestar

    • EL SER ANDALUZ: "NUESTRO HIMNO JORNALERO" 10 de junio de 2013 17:02, por jose

      Ya hay otros colaboradores de este medio que nos cuentan la historia de Puerto Real. A mí me parece bien que alguien nos descubra trocitos de la historia de Andalucía que también es verdadera y nuestra.

      Sr. tiñoso si a usted no le gusta pues no lea el artículo.

      Contestar

  • EL SER ANDALUZ: "NUESTRO HIMNO JORNALERO" 20 de septiembre de 2014 23:44, por Furioso D

    Lo de escoger una musica religiosa bonita porque era bonita es cierto, pero no por religiosa.

    Ahmad (Blas para los desleidos) Infante se combirtió al islam el 15 de septiembre de 1924. Parece ser que más que un acto de fé, fué una "pequeña" rebelión contra la opresión del catolicismo de la sociedad andaluza del momento. Patrimonio de curas y señoritos legitimados por estos. Dar prioridad extrema a una fé o creencia es contrario, no solo a los principios legales de un estado laico como el español, también lo es a la historia, la verdad, la libertad y la nación andaluza.

    Contestar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.