www.puertorealweb.es

Sábado 20 de abril de 2019

Puerto Real en la Historia

EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (X)

Nos metemos bajo tierra para descubrir secretos de nuestra historia

6 de abril de 2013

Nº Comentarios

4
Manuel J. Parodi. Historiador

El viaje virtual que hace ya unas semanas emprendimos por el Puerto Real subterráneo nos tiene aún prendidos a la iglesia de San Sebastián, cuyos espacios subterráneos nos son conocidos sólo gracias a la documentación histórica, pero no aún gracias a la investigación arqueológica (cuyos resultados, en un futuro, deberán arrojar definitivamente la luz necesaria sobre estos espacios “durmientes”).

Los párrafos anteriores nos han llevado por distintas capillas funerarias de la Prioral, por distintos siglos (XVI, XVII y XVIII) en los que vecinos de Puerto Real se enterraron en estos espacios subterráneos (tumbas individuales, capillas familiares, criptas de cofradías religiosas) que reposan bajo nuestros pies cuando nos encontramos en la parroquia de San Sebastián (quizá el monumento histórico más relevante de la Villa).

En la última de estas entregas nos acercamos a la antigua capilla de Los Dolores; este lugar (la Capilla de Los Dolores) sufriría una radical transformación en la primera mitad del siglo XIX, época en la cual se levantó la actual Capilla del Sagrario. Desconocemos las razones precisas que motivaron el cambio de localización de la Capilla Sacramental, que pasó de la capilla propiedad de los Hurtado a esta nueva localización (la actual), así como el momento en que se produjo tal cambio (en 1787 actuaba como Capilla Sacramental la capilla de los Hurtado); este cambio coincide en el tiempo con la decadencia física de esta notable familia portorrealeña: de hecho, este colectivo familiar (descendiente de don Juan Hurtado de Cisneros, creador de esta capilla hacia 1640) desaparece de la Real Villa tras los agitados años iniciales del Novecientos.

Al mismo tiempo, las obras de la nueva capilla del Sagrario habrían concluido después de 1844, suponiendo para el conjunto de la Prioral la culminación de las líneas mayores de su proceso evolutivo como templo y cobrando así la parroquia su actual configuración formal. Tras este último añadido estructural “mayor”, sólo son reseñables el adosado de estructuras en la zona de la calle de la Palma, tras la Capilla Mayor, además de las reformas realizadas en el atrio (como sus escalinatas, que en su configuración presente datan de 1885, o su ensolado actual, de guijarros de colores, que data de 1930 de acuerdo con lo que reza una inscripción de cantos rodados que se encuentra en el mismo suelo del atrio), y las obras acometidas tras el incendio acaecido en 1936 bajo la dirección del arquitecto Germán de Falla (o las obras de reforma en los espacios anejos a la iglesia por la zona de la calle San José).

Abordaremos ahora las referencias relativas a la capilla de Nuestro Señor San José y Nuestra Señora del Sagrario. La primera referencia documental sobre esta capilla data de 1649, e indica que la propiedad de la misma pertenecía al citado Hurtado de Cisneros: se trata del testamento del licenciado Rodrigo Cobos Monte, cura de la Iglesia Mayor de San Sebastián, una de cuyas cláusulas señala, al referirse al lugar donde debían oficiarse algunas misas por su salvación, que dichas misas debían decirse“...en la Capilla del regidor don Juan Hurtado de Cisneros...” (AHPC. Protocolos Notariales, sec. Puerto Real. L. 60, f. 41).

Los Hurtado de Cisneros poseían -ya a mediados del siglo XVII- esta capilla en la Prioral, espacio de referencia y de prestigio social para este linaje. Esta capilla funeraria parece ser la única dentro de este templo que posee un carácter estricta e íntegramente familiar, como panteón de un determinado grupo familiar, en este caso el de los Hurtado, un lugar reservado para que la sepultura de los herederos y descendientes de su fundador, de manera exclusiva.

El testamento del propio patrono de esta capilla (dado el 17 de junio del año 1657) nos ofrece la información relativa a la creación de este espacio funerario por voluntad de don Juan Hurtado de Cisneros, ya que él mismo afirma: “...mando cuando la voluntad de Dios Nuestro Señor fuere de mi llevar de esta presente vida, sea enterrado en la Iglesia Mayor de esta dicha villa, en mi capilla de Señor San José y Nuestra Señora del Sagrario de la cual soy fundador...” (AHPC. Protocolos Notariales, sec. Puerto Real. L. 59, f. 630)

Don Juan Hurtado sería finalmente sepultado en su capilla funeraria, como habrían de hacerlo sus descendientes durante más de un siglo, hasta finales del XVIII. Así, sabemos que cuentan con sepultura en tal espacio algunos de los hijos del fundador de este espacio, como sería el caso de don Lorenzo Hurtado de Ávila (en 1680), o de don Juan Hurtado de Ávila (en 1691); sería precisamente el testamento de este último personaje el que refleja la partición que se hizo de la referida capilla sepulcral entre los cuatro hijos del fundador, informándonos también acerca de cómo estos enterramientos se llevan a cabo en una bóveda interior de la capilla: este último personaje, Juan Hurtado de Ávila especifica en su testamento que quiere recibir sepultura en“...mi capilla del Señor San José y Nuestra Señora del Sagrario, en el cañón que está en ella, en el cual tengo la cuarta parte como uno de los cuatro herederos de don Juan Hurtado de Cisneros, mi padre...”(AHPC. Protocolos Notariales, sec. Puerto Real. L. 74, f. 528).

Hasta el momento presente este paseo por el Puerto Real subterráneo nos ha llevado por distintos espacios sepulcrales de la Prioral, unos espacios funerarios que venimos contemplando en los capítulos de esta serie, y que constituyen uno de los jalones de este capítulo de nuestra Historia, de la Historia de Puerto Real. Unos espacios sólo conocidos hasta ahora gracias a la investigación histórica y documental, y que formaron parte de la vida cotidiana de los portorrealeños posiblemente hasta los primeros años del siglo XIX.

Seguiremos en los párrafos por venir desgranando más jirones de este “Puerto Real subterráneo”, que no sólo tiene que ver con el mundo funerario, ciertamente, pero que tanta relación guarda con el mundo sepulcral de nuestros templos históricos (San Sebastián, La Victoria y San José, los conservados…, por no hablar de iglesias ya desaparecidas, como las de San Juan de Letrán o San Benito vieja, entre otros edificios religiosos que conocieron asimismo estas funciones sepulcrales). Y a muchos de estos episodios de esta Historia nos acercaremos próximamente.

[Estos datos aparecen recogidos en el libro La Iglesia Parroquial de San Sebastián de Puerto Real. Medio Milenio de Historia, publicado en Sevilla, en 2001, del que somos autores M. Izco y yo mismo]

CONDICIONES DE PUBLICACIÓN DE LOS COMENTARIOS

PRW no se responsabiliza de las opiniones vertidas en los foros y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo, discriminatorio o difamatorio, o con contenido no vinculado con la noticia

4 Comentarios
  • EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (X) 6 de abril de 2013 10:36, por Como siempre

    Como siempre todos los sábados aprendemos algo nuevo de nuestro pueblo gracias a tus artículos. Ánimo y a seguir con esta labor nada fácil.

    Contestar

  • EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (X) 6 de abril de 2013 15:52, por contenta

    Estoy muy contenta con todo lo que estoy aprendiendo de Puerto Real gracias a lo que tü nos enseñas cada Sábado. He tenido la oportunidad de felicitarte en la calle. No soy de Puerto Real pero me gusta mucho la historia. Es por eso que te lo agradezco nuevamente

    Contestar

    • EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (X) 6 de abril de 2013 22:17, por Manolo J. Parodi Álvarez

      Muchas, muchas gracias, amiga "contenta", por tus palabras. Te recuerdo bien, y recuerdo cuando nos saludamos en la calle hace ya unos meses. Me alegra saber que la Historia de Puerto Real (así como mis muy modestas contribuciones a su divulgación) te resultan interesantes y agradezco tus palabras tan afectuosas.

      Un cordialísimo saludo. Muchos besos.

      Contestar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.