www.puertorealweb.es

Lunes 15 de julio de 2019

Puerto Real en la Historia

EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (XIX)

Nuestro historiador nos lleva de la mano por un Puerto Real oculto bajo nuestros pies

29 de junio de 2013

Nº Comentarios

7
Manuel J. Parodi. Historiador

Hemos venido tratando en los últimos artículos el tema del “Puerto Real subterráneo”, esa realidad paralela que existe en el imaginario local y que sabemos está conformada por distintos espacios subterráneos en el casco histórico (y no sólo en el casco histórico) de Puerto Real, algunos de los cuales no sólo forman parte de un imaginario, ni son resultado de noticias sueltas hiladas a lo largo del tiempo, sino que sabemos que son una realidad objetiva, material.

Una realidad que existe y es palpable (como la cripta de la iglesia de San José), que conocemos gracias a la documentación histórica y las fuentes orales, pero de la que además existe material gráfico (como la cripta de la iglesia de La Victoria), una realidad de la que sabemos gracias a las experiencias directas de los vecinos de Puerto Real (como los casos de la Petitorre o de las casonas de la calle Cruz Verde, las grandes casas de Cargadores de Indias en la zona de la vieja Plazuela de la Cruz, casi en la confluencia entre Cruz Verde y Amargura), o de la que tenemos constancia gracias a la documentación histórica reforzada por el propio conocimiento y los hallazgos sobre el terreno (como es el caso de la Prioral de San Sebastián, donde -como he podido señalar- he podido constatar la existencia de lo que a todas luces es un acceso a la cripta principal del templo).

Noticias sueltas, fuentes documentales, hallazgos casuales, el resultado de la investigación sobre el terreno (ya llegará la investigación “bajo” el terreno), todo ello nos habla de un “Puerto Real subterráneo”, presentándonos un conjunto de informaciones, de noticias, de datos, de referencias, las cuales hemos querido traer de forma sistematizada a esta serie de artículos divulgativos para el conocimiento y disfrute, por parte de los lectores, de esta faceta tan desconocida como significativa de la Historia de Puerto Real.

Queda, eso sí, el tratar de sacar a la luz los pasajes, túneles y pasadizos que sabemos que existen bajo el suelo portorrealeño, como los relacionados con instalaciones defensivas de principios del XIX en la zona de La Algaida, relacionados con la invasión napoleónica, o con los “Cien Mil Hijos de San Luis” (en cualquier caso, con el muy turbulento primer cuarto del siglo XIX y sus avatares bélicos en esta zona), o con las instalaciones fabriles finalmente truncadas que, casi un siglo más tarde de los sucesos bélicos mencionados, llegarían a intentar instalarse (sin éxito final) igualmente en el mismo entorno del Río San Pedro y La Algaida.

Igualmente queda profundizar en el conocimiento de los pasajes que se apuntan en determinadas zonas de nuestro Casco Histórico, sea en edificios como los ya citados de la calle Cruz Verde, o en la Petitorre, o en el callejón del Obispo, en las inmediaciones de la que fuera la casa palacio de los obispos gaditanos en la Villa, perdida como tantos jirones de nuestro Patrimonio Histórico local, víctima de la incuria, el interés y el desdén.

Otra vía es la de explorar en antiguos aljibes y pozos, descubriendo posibles conexiones entre dichos espacios subterráneos de nuestras casas históricas del centro de la ciudad, sin descuidar la posibilidad de que en las entrañas de las conducciones de agua del XVIII y posteriores (el acueducto de Ruiz Florindo, por ejemplo, con sus terminales, las más nombradas de las cuales -pero no las únicas que existieron- son la Caja de Agua del Porvenir y la desaparecida Caja de Agua del Muelle) se encuentren también sombras de esos pasadizos que conforman los perfiles de nuestro “Puerto Real subterráneo”, unos pasadizos entre los que podrían contarse los que comunicaban las casas de la Ribera con la orilla del mar, con la playa allá por los siglos XVI, XVII y XVIII, cuando parte del caserío portorrealeño se encaramaba, aún joven, a las alturas de la calle Amargura y desde allí se asomaba, balcón sobre la Bahía, a las aguas que llevaban al Nuevo Mundo.

Pero en el casco urbano de Puerto Real existen asimismo otros espacios que pueden formar parte de lo que conocemos como el “Puerto Real subterráneo”, desde los subterráneos de edificaciones perdidas en el tiempo (como algunas de nuestras iglesias históricas, caso de la de San Juan de Letrán, o de la antigua de San Benito -no confundir con la actual parroquia del mismo nombre, situada en las inmediaciones de donde estuvo la antigua), “cristalizados” quizá en el subsuelo de la ciudad y en la memoria de los portorrealeños, perdida su identidad pero quizá no la nebulosa de su recuerdo.

Incluso podemos considerar como parte, posible, de estos espacios del “Puerto Real subterráneo” a estructuras aún más antiguas, estructuras que sabemos existen no sólo en nuestro término municipal sino también, más específicamente, en nuestro casco urbano; en concreto, los yacimientos romanos existentes en las tierras de Puerto Real, sin exclusión de su casco central, de su espacio urbano histórico, pueden contar con un espacio propio en esta cuestión.

Las “figlinae” romanas (esto es, los hornos cerámicos como el conservado en “El Gallinero”), o las estructuras romanas que sabemos existen en distintos espacios de nuestro Casco Histórico, como en las zonas de la plaza de los Descalzos, en Brisas del Mar, o en la línea de costa de la playa de la Cachucha, por citar algunas (estudiadas por los profesores Lázaro Lagóstena, de la UCA, paisano nuestro y Enrique García Vargas, de la Universidad de Sevilla, entre otros) pueden haber entrado a formar parte de ese “magma” de nuestro imaginario colectivo: puede tratarse de espacios subterráneos (merced a la acción del tiempo), a la par que son efectivamente, o lo han sido durante siglos, espacios olvidados y, por añadidura, mal entendidos en el caso de que apareciesen fruto del azar o la intención.

Los yacimientos arqueológicos romanos que jalonan el espacio de nuestro Casco Histórico (emplazados especialmente en las inmediaciones de las sucesivas líneas de costa de este rincón de la Bahía) pueden haber entrado a formar parte, de manera subrepticia, del “Puerto Real subterráneo”; sabemos que bajo las entrañas de la Prioral de San Sebastián existen trazas más que interesantes.

Sabemos que bajo las entrañas de la Prioral de San Sebastián existen espacios subterráneos que forman parte de dicho edificio religioso y monumental, pero bajo las entrañas de la Prioral también existen trazas de la presencia romana en la Villa, junto a las sombras de la “cantera” con la que se ha identificado tradicionalmente a la colina sobre la que se asienta este templo.

Y de ello hablaremos en el próximo artículo de esta serie…

Imagen: restos arqueológicos en La Algaida (Río San Pedro)

CONDICIONES DE PUBLICACIÓN DE LOS COMENTARIOS

PRW no se responsabiliza de las opiniones vertidas en los foros y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo, discriminatorio o difamatorio, o con contenido no vinculado con la noticia

7 Comentarios
  • EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (XIX) 29 de junio de 2013 09:12, por Agradecido

    Como todos lo sábados cada artículo de la serie nos muestra un Puerto Real que no conocíamos y que nos interesa muchísimo. Gracias por el esfuerzo de trasladarnos semanalmente tus conocimientos sobre nuestro pueblo!

    Contestar

    • EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (XIX) 2 de julio de 2013 16:26, por Manolo J. Parodi Álvarez

      Muchas gracias "Agradecido"; yo sí que estoy agradecido a tantos vecinos, paisanos y amigos como de una forma u otra me ponen de manifiesto su devoción (por así decirlo) por la Historia de Puerto Real, y su afición por la lectura de los artículos de esta sección de Puerto Real Web.
      Mientras el cuerpo aguante, y PRW así lo decida, seguiremos cada semana trayendo a los lectures un trocito de nuestra Historia, desde una u otra perspectiva.
      Un cordialísimo saludo.

      Contestar

  • EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (XIX) 29 de junio de 2013 16:28, por 13

    Que interesante gracias por deleitarnos con estos documentos tan buenos. No sabia que PuertoReal tuviera tan magnifica historia.Espero el proximo con entusiasmo

    Contestar

    • EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (XIX) 2 de julio de 2013 16:28, por Manolo J. Parodi Álvarez

      Estimado/a "13", muchas gracias por tus palabras de estímulo. La Historia es apasionante, y la de Puerto Real tiene cosas, capítulos, cuestiones, verdaderamente sorprendentes. Seguiremos poniendo nuestro granito de arena para su divulgación.

      Un cordial saludo.

      Contestar

  • EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (XIX) 29 de junio de 2013 22:45, por Paco Ruiz

    Manuel, no hay derecho, ahora que estaba entusiasmado con la lectura me cortas la "viá" y hasta el próximo sábado.

    Bueno, no te negaré el saludo.

    (no publicar)

    Contestar

    • EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (XIX) 2 de julio de 2013 16:32, por Manolo J. Parodi Álvarez

      Paco, en unos días le damos otro empujón al tema, no te preocupes (que sé de tu afición por el tema en cuestión).
      ¡Mira que hacerme aparecer en una novela tuya que tiene en los subterráneos de la Prioral su eje argumental central!
      Si se me permite, desde aquí quisiera animar a todos los lectores a, valga la redundancia, leer la novela "Septem", de la que es autor nuestro amigo Francisco Ruiz, una interesantísima (te engancha y no la sueltas hasta que no la terminas) novela histórica sobre Puerto Real, uno de cuyos ejes argumentales principales son los espacios subterráneos de la iglesia de San Sebastián.

      Un fuerte abrazo, Paco!

      Contestar

  • EL PUERTO REAL SUBTERRÁNEO. ALGUNAS NOTAS (XIX) 7 de octubre de 2015 19:43, por Juan Antonio Preciados vega

    Hola"me me acavo de quedar como si ahora mismo tubiese 10 años,pues eran los que yo tenia cuando entré por primera y unica vez en esta galeria de la Algaida, o algeira, como nosotros los portorrealeños le llamabamos y que he visto en la foto.Yo recuerdo que ibamos el grupito de costumbre con nuestros tiraores (tiachinas) a jugar y a ver de cazar elgun que otro conejo o pajarito a parte de hacer algun descubrimiento,como esta galeria la cual nos asustó bastante,pero que guardamos el secreto. Bueno, yo nací y me crié en la Jarcia junto al Gallinero frente a los terrenos de Mariscal.Justamente en la Carretera del Dique.Ahora tengo 67 años y resido en Cataluña desde los 27.Voy cada verano.Gracias Gracias.

    Contestar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.