www.puertorealweb.es

Viernes 23 de agosto de 2019

Psicología

Gabinete de la Psicóloga

"Mamá, echo de menos a papá"

Marina Álvarez Alfama, psicóloga y psicoterapeuta, nos ofrece unas pautas a seguir cuando hay problemas de pareja

10 de enero de 2015

Nº Comentarios

4

Marina Álvarez Alfama es una joven puertorrealeña con formación en Psicología. Se licenció en la Universidad de Sevilla y es Psicóloga General Sanitaria colegiada. Además de sus estudios de Psicolgía tiene formación en Terapia Gestalt cursada a lo largo de 4 años también en Sevilla paralelamente a la carrera.
Puedes conocer más de ella aquí

Llega el momento en que no nos sentimos felices en nuestra relación, ¿en qué lo notamos?
- No me trata con respeto/ no trato con respeto a mi pareja.
- No se interesa por tener momentos de intimidad conmigo/ no me interesa la intimidad con mi pareja.
- No hacemos nada juntos.
- No me interesa nada de lo que hace mi pareja/ no se interesa por nada de lo que hago.

Intentar poner a los hijos en contra de tu ex-pareja no sólo no es justo para él/ella ni para los niños, sino que se considera maltrato y se llama “síndrome de alienación parental”.

- Necesito cosas que pido a mi pareja y no puede dármelas/ no puedo dar a mi pareja lo que necesita.

Estas situaciones, muchas veces, salen en momentos de crisis y van aparejadas (no siempre) a momentos de cambios vitales en los miembros de la pareja que generan estrés (independencia, comienzo/ cambio de situación laboral, mudanza a nueva vivienda, salto a la paternidad)...

Estos momentos de crisis situacionales pueden hacer que haya un cambio en la pareja, de forma que cambia, evolucionando a mejor y perdurando en el tiempo.
En otros casos, la pareja no consigue encontrar una solución y decide disolver la relación de pareja.

¿Qué hacer?

-Tómate tu tiempo.

Un clavo no saca a otro. Buscar embarcarte en nuevas relaciones cuando acabas de salir de una relación no hará que olvides lo que sentías por tu pareja anterior. Sólo te hará estar "distraíd@" para evitar asumir a corto plazo el dolor de la ruptura. Evita "averiguar" cosas de él/ella y contactar durante un tiempo. Escucha tu cuerpo. Llora si lo necesitas. Sal si te apetece, haz actividades que te gusten. Dedícate a ti. Cada uno tiene su tiempo. Es difícil y es doloroso, pero no hay mejor forma de limpiar una herida sentimental. Es un paso valiente a dar.

-Volver a levantarse.

Cuando notemos que ya no sentimos dolor por lo ocurrido significa que hemos aceptado lo ocurrido, limpiado el dolor que sentíamos y que ha sanado. Todo el mundo tiene un tiempo para llegar a estar de nuevo con energías renovadas.
Ahora estamos disponibles y preparados para todo lo que nos pueda surgir emocionalmente.

-Asuntos pendientes.

Cuando hemos superado una relación que hemos dejado a atrás, a veces, nos quedamos con resentimientos. “El/ ella me dijo/hizo”... Sentimos que esa persona que fue nuestra pareja no fue justa/ buena con nosotros en ciertas situaciones o momentos importantes.

Si has superado la ruptura y sientes que te apetece saber cómo le va a esa persona que tanto querías y que fue tu pareja, siempre puedes quedar para tomar algo y charlar.

Si no existe esa posibilidad porque fue una ruptura violenta no conviene hacerlo si no crees que pueda ser una cita agradable.

Si vuelves a verle siempre tendrás la oportunidad de hablar de “eso” que tienes pendiente con él/ella, preguntar “por qué” y escuchar qué cosas hicieron que la otra persona tomara sus decisiones en su momento. El resentimiento se resuelve siendo honestos, respetuosos y sinceros con el otro. Una relación sana y amistosa o cordial ayuda a construir buenas relaciones de pareja en el futuro sin arrastrar los “asuntos pendientes” que traemos de relaciones anteriores.

*Si tenéis niños: (dedicado a todos los padres que se ven obligados a alejarse de sus hijos)

Os daréis cuenta de que si entabláis una buena relación de amistad ganaréis vosotros y ganan los niños. ¿Por qué?

Vosotros siempre seréis sus padres/madres, independientemente de la pareja que tengáis (o no tengáis) ahora. Que la relación no haya salido bien no significa que tu pareja no sea buen padre/madre para tus hijos. Tanto tú como tu pareja tenéis el mismo derecho a estar con ellos de forma equitativa (que esto es lo verdaderamente feminista y no que la mujer tenga más derechos que el hombre como se tiende a creer erróneamente).

Las medidas judiciales del divorcio para el régimen de visitas sólo se llevan a cabo a la fuerza si los padres/madres no son capaces de llegar a un acuerdo justo y satisfactorio para los dos.

Intentar poner a los hijos en contra de tu ex-pareja no sólo no es justo para él/ella ni para los niños, sino que se considera maltrato y se llama “síndrome de alienación parental”.

Siempre es mejor intentar hacer las cosas bien por tí, por tu ex-pareja y por tus hijos.
Poniendo de vuestra parte y esforzándoos todos ganaréis.

CONDICIONES DE PUBLICACIÓN DE LOS COMENTARIOS

PRW no se responsabiliza de las opiniones vertidas en los foros y se reserva el derecho de no publicar los mensajes de contenido ofensivo, discriminatorio o difamatorio, o con contenido no vinculado con la noticia

4 Comentarios
  • "Mamá, echo de menos a papá" 10 de enero de 2015 15:33, por Nacho

    Qué buen artículo y cuánto tenemos que aprender las personas de los buenos profesionales de la psicología. Solo puedo decir ... gracias!

    Contestar

  • "Mamá, echo de menos a papá" 10 de enero de 2015 20:37, por FELINI

    Decirte que estoy de acuerdo en todo lo que dices excepto en lo de tener citas para saber como le va a nuestra expareja. Si realmente deseas saber como le va a tu ex, es porque aun hay vinculos emocionales que te unen a esa persona, pienso que para empezar una nueva vida hay que romper los lazos con la antigua relación, hay que tratar de alejarse de lo bueno y de lo malo, sin rencores pero tambien sin afecto.
    En el caso de padres divorciados, por desgracia esto no es posible al 100%, por los niños hay que intercambiar palabras y opiniones, repartir tarreas, etc..
    De todas formas, te digo que me ha gustado mucho tu artículo. Saludos

    Contestar

  • "Mamá, echo de menos a papá" 11 de enero de 2015 13:20, por martA

    Grata sorpresa al leerte, compañera de profesion, aunque no te conozca. No puedo estar mas deacuerdo con el titulo del articulo. Lamentablemente hay muchas mujeres que usan a sus hijos como instrumentos lanzadera contra sus padres y los alinean en su contra por no saber gestionar conflictos de pareja. Y mucho mas grave, utilizan su condicion de mujer para denunciar en falso y obtener beneficios economicos y de regimen de visitas. Lamentable.
    El feminismo no lucha para aniquilar al hombre y para victimizarnos como mujeres y asi obtener beneficios. El feminismo autentico lucha por la igualdal entre hombres y mujeres y tantk uno como otros tienen el mismo derecho a cuidar, educar y guiar a los hijos en el camino de la vida. Este es un derecho fundamental de hombres y mujeres

    Contestar

  • "Mamá, echo de menos a papá" 13 de enero de 2015 23:45, por Javiera Alfama

    Especialmente la ultima parte referida a la separación de los padres y el respeto del uno por el otro, aunque ya el vínculo esté deshecho es algo poco usual .Los profesores conocemos casos y somos conscientes del sufrimiento ,desconcierto y tristeza que los/las alumno/as padecen a consecuencia de la mala relación.
    Por desgracia ,en la mayoría de ello los/las niños/as son la moneda de cambio y el vehículo a través del cuál se le hace daño al otro y éste a su vez aprende a sacar beneficio de la situación.
    ¡Ojalá, muchas familias en esta situación lean el artículo!
    Gracias.

    Contestar

moderación a priori

Este foro es moderado a priori: su contribución sólo aparecerá una vez validada por un/a administrador/a del sitio.

¿Quién es usted?
Su mensaje

Para crear párrafos, deje simplemente líneas vacías.